FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

sábado, abril 01, 2017

Caminos moriscos por Simat de la Valldigna...

Banda sonora de la ruta de hoy..¡¡¡ Ay, ay, ay...!!!...Ya iréis entendiendo por qué


Hay que hacer constar que la ruta de este sábado, estaba catalogada por el que suscribe como...palabras textuales..." ruta montañera muy exigente..con gran desnivel "
Y es que se trataba de subir desde el nivel del monasterio de la Valldigna...32 m. hasta Les Foies...432, en apenas un km
...
¡Glup !...Efectivamente, más o menos  desnivel casi casi vertical...

Menos mal que nuestros antecesores los moriscos, se dedicaron a construir unos caminos de herradura, perfectamente empedrados y que en cómodas lazadas permitian ir subiendo por el barranco...


No podíamos menos que comprobar  el ímprobo trabajo que realizaron para unir Simat con Barx...
Me los imagino subiendo...o bajando ..con sus caballerías, mientras a lo lejos escucharían las oraciones del almuédano que desde la mezquita de la Xara...hoy ermita de Santa Ana... lanzaría a los cuatro vientos, su llamada a la oración..


La subida pues nos fue bastante placentera, aunque exigente...de
 ello da fe la prolongada y cementada pendiente  que nos fue llevando al comienzo real de la senda morisca..


Entonces...¿ a que viene el Ay,Ay, Ay.?..tranquilos que ya llegaremos..
Al final coronamos la plana de Les Foies y allí, a la sombra de los hermosos pinos procedimos al condumio a la hora oficial revista...


No habían terminado las subidas, que sustituyeron la morisca senda por una pista que su único atractivo fue el proporcionarnos una impresionante vista del cercano Mediterráneo..


Les Foies es un conjunto de chalets que fueron apareciendo entre la arboleda y que nos llevaron..previa consulta del mapa y asesoramiento de un paisano, a la carretera que sube de Simat a Barx y que tomamos en descenso..


Al final llegamos a la Font del Cirer donde nos esperaba la bajada  tan temida por mis ...a estas horas...machacados meniscos..


También era un antiguo camino morisco, pero a diferencia del anterior, el empedrado había desaparecido completamente y las piedras sueltas, añadían a cada paso rechine a mis rodillas...



Banda sonora porfa....

Cantar no cantaba pero sufrir, sí que sufría...por cierto Lauda con distintivo verde pino primaveral, a los tres compis que fueron mis ángeles de la guarda en tan crudo descenso...


 Y Sol perplejo amarillo limón   al resto del personal que de cuando en cuando olvida que se trata de ir juntos...o al menos a la vista... y no desperdigados por el monte..


De hecho, hoy no tuvimos ocasión de comentar los aspectos históricos que la ruta permitía...por el desperdigue mencionado..


Al final ya nos fuimos agrupando y pudimos contemplar juntos los restos del acueducto que en el S. XVIII mandaron construir los monjes para llevar el agua  de la Font del Cirer hasta el monasterio...


De ahí en adelante  la ruta se suavizó y llegamos algo tarde al pueblo...



Despedida  a distancia y cierre de una ruta que tal como prometí fue exigente y dura..

Mi pregunta...¿ Por qué me zahiero con rutas de este calibre que yo mismo organizo...y padezco ?