FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

sábado, marzo 04, 2017

Por la sierra de Alèdua

La verdad es que es una gran desconocida...
Lo de "gran" viene porque es un paraje precioso de montaña en el que no han metido sus zarpas ni las urbanizaciones, ni los incendios...


Y además está realmente cerca...apenas 35 kms, en la zona del Marquesado de Llombai .Es un PR circular de unos 15 kms.


La duda que nos planteamos era triple:
a.- Lo hacemos entero...después de la dureza del de Utiel, se desechó la idea...
b,. Lo hacemos hacia la derecha.. tampoco...nos esperaba un durísimo repecho y unos 5 kms de            pedregoso barranco.
c.- La haríamos hacia la izquierda y tendríamos un recorrido de unos 12 kms        pero sin la dureza del barranco...al menos eso creíamos...
La pre-ruta consistió en un tour turístico por montón de calles del pueblo..gracia que se debió..como no..al que guía..


Ya en el buen camino, dimos comienzo a la marcha, pasando junto al semiderruido castillo de Alèdua que visitaríamos a la vuelta...
El nombre..de origen árabe..significa " la que está junto al río"..en este caso el Magro, famoso por sus escasos caudales..
Hemos de decir que el sendero está excelentemente marcado con su señales  y postes de direcciones en los sitios claves...


En  un tramo no  especialmente peligroso, el que suscribe a pesar de los cuatro puntos de apoyo...piernas y bastones...encuentra un piedra rebelde, vacila, se inclina peligrosamente...¡ caida segura !..pero ¡ no!.
Nuestra buena amiga Carmen, con la rapidez del rayo, lanza el brazo y sujeta al que caía y le libra del susto y golpetazo correspondiente... Meus esse gratias semper. 
Fuera de ese momento, la ruta transcurrió ya con total normalidad..


En menos tiempo del pensado, llegamos a una estupenda zona de picnic, mucho antes de la hora del almuerzo, pero dió lo mismo y allí nos dedicamos al condumio, amenizado por montón de complementos líquidos y sólidos que aportaron los más previsores..sssss... cordial, licor de café..dulces..


Algunos, aprovechando la temporada del espárrago, se dedicaron a recolectarlos, a pié de senda, consiguiendo así tener cena para la noche..


Allí mismo daba comienzo un nuevo sendero, en este caso el botánico que nos fue llevando por el barranco de la Cañada...por donde discurrían los rebaños trashumantes antaño.. y además nos fue ilustrando de las diferentes especies vegetales con un completo programa de paneles    informativos..todavía no vandalizados..


Como dijimos antes, habíamos huido del recorrido por el barranco Ferrando pero...nos encontramos con él por un trecho no muy largo, pero sí suficientemente rocoso para alegrarnos de nuestro veto a ese camino...


Llegados de nuevo al área recreativa, volvimos sobre nuestros pasos hasta llegar a la guinda de la ruta de hoy..la torre de Alèdua..


El personal tuvo que pagar el "peaje" de aguantar los apuntes históricos y constructivos del monumento, cosa que hicieron con estoica resignación..


A tiro de piedra, teniamos los coches y tras los saludos correspondientes, nos despedimos un@s de otr@s, hasta la proxima salida que sera D.m. el próximo 11 de marzo por la ruta de los Molinos en Alborache y posterior tiberio en la Posada Venta María de tan grato recuerdo gastronómico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario