FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

martes, julio 28, 2009

Senderismo por Jurasic Coast en Devon


Tuve la suerte de poder disfrutar de una jornada de senderismo por la llamada "Jurasic Coast".La Costa de Dorset y East Devon, más conocido por el nombre de Costa Jurásica, es el primer lugar de Inglaterra nombrado Patrimonio Mundial Natural. Se compone de alrededor de 150 kilómetros de costa de indescriptible belleza que va desde East Devon hasta Dorset, con formaciones rocosas en las que han quedado registrados 185 millones de años de la historia de nuestro planeta.

Este lugar consiguió la distinción de Patrimonio Mundial porque ofrece la oportunidad de adentrarse de forma única en las ciencias de la tierra, al constituirse como un auténtico "paseo por el tiempo" que permite atravesar los periodos Triásico, Jurásico y Cretáceo.
No pude recorrerlos todos, pero al menos durante un dia estuve viendo, recorriendo y disfrutando de impresionantes acantilados, rocas formadas por miles de conchas fosilizadas, huellas de dinosaurios,

gigantescos ammonites, e incluso arboles fosiles.

El extraordinario bosque de fósiles aparece en los acantilados justo al este de Lulworth Cove. Se formó cuando hubo un descenso del nivel del mar, dejando la tierra al descubierto. Los árboles crecieron, pero luego quedaron sumergidos en un pantano. Espesas capas de algas pegajosas crecieron alrededor de tocones y árboles caídos.Los sedimentos se quedaron agarrados a las algas y se convirtieron en “rebabas” de piedra caliza, las formaciones con forma de rosquilla que vemos hoy.

Hice el recorido entre Weymouth y el extremo meridional de la isla de Portland. Bueno, ahora ya no es una isla, pues una larga lengua de arena, la une a tierra firme.Pude admirar la llamada Chelsea Beach. Es una playa que mide 29 km de largo por 200 m de ancho,y esta a 15 m sobre el nivel del mar sirviendo de proteccion a los pueblos costeros de la zona.

Destacaria la zona de Portland Bill, un faro que parece el del fin del mundo.

Allí fue donde comprobé la fuerza del océano.

Acantilados cortados a pico, rocas desprendidas en precario equilibrio, las antiguas grúas que servian para elevar los bloques de las famosas "Portland stone" (piedras parecidas al mármol y muy apreciadas).

La isla está cubierta de senderos, perfectamente señalizados que comunican los diferentes pueblecillos de la zona.El más espectacular, es el llamado Sendero de la Costa. Muy curiosa la señalizacion. Nada de rayas blancas y rojas. Perfectos postes con las indicaciones de dirección y la inefable "bellota" que es el símbolo senderista del Reino Unido.

Todo tiene su final y la tarde me hizo dejar de andar y tomar un autobús que me llevó al principio de la ruta que habia iniciado por la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario