FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

sábado, diciembre 03, 2011

Va de cuernas...

No se os ocurra cambiar la a por una o en "cuernas"...nada de cornamentas, ni cornúpetas,ni astados, ni nada por el estilo...todo viene por el nombre de la antigua cañada de ganados por la que hemos estado andando más de 20 kms esta mañana de otoño...la Vereda de Paso Cuerna, por la que iban los rebaños hacia la sierra del Ave...nada que ver con el tren de alta velocidad ¡eh!.
Casualidad de casualidades, la ruta que más tiempo iba a exigirnos...por la distancia...ha empezado "retardona"..nos pasamos la salida de Buñol y casi tuvimos que llegar a Siete Aguas para poder dar la vuelta...la pregunta del millón..¿tuvo la culpa la conductora o el copiloto?..queda el asunto a la consideración del personal..

Llegados a Yátova, nuevo retardo, esta vez para el ya parece inevitable cafetito...nueva moda que va ganando adeptos...Por fin, puestos en ruta, mirada al Montroton, cuya presencia se hizo omnipresente toda la jornada...unas veces como ¡uuuuuf, todavía queda muco para llegar!, otras veces como guía.

El caso es que tuvimos que rodearlo para poder encontrar la vereda de Paso Cuerna...Sin embargo, antes pudimos ser testigos de que la estupidez humana, puede alcanzar cimas insospechadas...un grupo de ciclistas, habían encontrado la manera de poderse dar el gran piñazo con sus bicis, dejándose caer por una arriesgadísima pendiente...prueba gráfica al tanto...

La señalización del sendero era del tipo " adecuada para personas con visibilidad reducida": grandes, enormes, visibles a mucha distancia...Las recientes lluvias habían  dejado su impronta y a veces tuvimos que  vadear tramos en los que algun@ se puso de barro hasta....completar al gusto....

Sin más dilación, cabe otorgar ex aequo, la candidatura a  la Academia de la Lengua  con distintivo  montrotero en su categoría máxima , a la que deberíamos adjuntar diploma ad hoc,   a  ******** y a  ******* por su tesón, perseverancia,tenacidad, constancia, empeño, firmeza, insistencia,etc, etc, etc  en darle a la "sin hueso" sin parar ni un momento en las 6 horas que duró la marcha. 
Ni las continuas advertencias del resto del personal,  ni el lógico cansancio, les hicieron desistir de su empeño comunicativo.


También tuvimos ocasión de saludar a unos pollinos que nos vieron  pasar impertérritos, aunque alguno intentó que se vinieran con nosotros, haciéndole carantoñas.


Por supuesto que con tantos retrasos, la hora del almuerzo también se retrasó....¡ a las 11.15 a.m empezamos a hincar el diente, recostados en las torres de las compuertas del pantano. El frío se hacía notar, así que dimos comienzo al baile de la bota, de la que todo quisqui disfrutó...incluso aquellos detractores del uso de tan preciado elemento.


El regreso optamos por hacerlo por la pista que rodea el pantano...fue largo, muy largo...aunque con menos desnivel que el camino de ida. Las amplias vistas de la zona: sierras del Ave,  y  Martés, el castillo de Macastre, el inevitable Montroton...todo ello nos amenizó la vuelta hasta donde estaba el coche...¡ a las 14.40 p.m.
Ni que decir tiene que el regreso a casa fue tardío, como todo lo que ocurrió en la ruta...¡ qué le vamos a hacer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario