FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

lunes, octubre 20, 2014

LA SEGUNDA DE ONCE

Si seguís mi blog, sabréis que el título de la entrada no hace referencia a ninguna clave, hace referencia a  que tuve ocasión de acompañar por segunda vez como voluntario, a los amigos senderistas de la O.N.C.E...

En esta ocasión, la ruta era por  una de las zonas más montañosas de nuestra comunidad...las montañas de Quesa y concretamente el PR que va desde los Charcos hasta el abrigo del Tío Boro..

Se trata de una ruta preciosa, toda ella por senda estrecha y a veces, por el fondo del barranco..
Personalmente, consideraba que no era una ruta muy adecuada para el personal de la O:N:C:E...toda ella llena de pasos estrechos, pedregosa y con un desnivel sube-baja ciertamente intenso...

Sin embargo, a la vista del resultado al final de la jornada, los senderistas demostraron su valía e intrepidez , pues todos ellos  fueron y volvieron y además no tuvimos que registrar ningún incidente destacado...
Un autobús totalmente lleno entre usuarios y voluntarios, nos acercó a las inmediaciones de los Charcos de Quesa, en la Canal de Navarrés..


El llegar allí, en autobús, impone un cierto respeto, pues la carretera...estrecha y con muchas curvas.... bordea altos barrancos...el chófer del bus, demostró su pericia..¡.uuuuuuuufffff!..
De inmediato, se organizó el orden de la marcha....los que iban con perro guía
...los que iban con acompañante y los "pertigueros"...tres personas...delante el guía, en el centro el ciego y al final el timonel...

Desde el principio, se fue viendo que la ruta era agreste, lo que relentizaba la marcha....
La ruta discurre por el barranco que forma el río Grande...los Charcos en el fondo, algunas cuevas aprovechadas como corrales de ganado...bosque denso....

De cuando en cuando, descendíamos al lecho del barranco y atravesábamos amplias terrazas fluviales...
Algunas de ellas...secas en gran parte, dejaban al descubierto agujeros llenos de agua o cieno que hacían difícil la marcha...

La idea era llegarnos al abrigo del Tío Boro y ver sus pinturas rupestres....
Vía walky, nos comunicamos con los vigilantes de la cueva que ampliaron su horario laboral para permitirnos la visita...
Sin embargo, la marcha lenta del grupo, nos obligó a prescindir de la visita, pues nos quedaban un par de horas para la vuelta...
El regreso lo hicimos por el mismo camino...al estar más cansados, el ritmo descendió e íbamos más despacio

No obstante, quedaron ganas de visitar los Charcos....de nuevo las dificultades no arredraron al personal y pudimos disfrutar del impresionante espectáculo que la Naturaleza nos ofreció...


Cansados, pero satisfechos, emprendimos la vuelta en bus a Valencia, donde llegamos casi anocheciendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario