FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

domingo, noviembre 10, 2019

Otoñal en Manzanera

Otoñal...Otoño...

Llegaron los ocres, pintaron las hojas
.Primaron los pardos...colores de tierra...
 Vientos  ululantes, golpean  los rostros...
Apuntan las nieves en las altas crestas..
Esperan los pasos en la otoñal senda...



¡ Por fín hemos tenido una otoñal como tiene que ser !

Desde hace tiempo, tuvimos el tiempo otoñal en contra..en octubre todavía semejaba agosto, por el verdor de las hojas..



En cambio, aquí en Manzanera, vislumbramos el otoño en todo su esplendor..
Las previsiones climatológicas, eran bastante malas..bajas temperaturas, lluvia...vientos fuertes y posibilidad de nieve..



El personal iba alborozado por el pronóstico..
Afortunadamente, nada de lo previsto, excepto los fuertes vientos serranos...se cumplió..




Volvimos al hotel Duque de Calabria, que tal buen sabor de boca, nos dejó en la primaveral de junio...
Le otorgamos de nuevo, enlace pernoctante en categoría alta



.Aquí os lo dejo por si queréis ir..

Antes de llegar al hotel, nos fuimos a hacer una pequeña ruta por las cercanías de la aldea de la Escaleruela, verdadero oasis, con abundancia de agua, rodeado de los desérticos cerros de Sarrión.



La ruta fue fácil pero  su novedad procuró algún que otro despiste..como siempre, culpa del que suscribe..



La llegada a la fuente provocó lo que sería la tónica de las jornadas: cafetitos, descanso en bares..etc..
Llegados al hotel, el tiempo justo de hacer la inscripción  y la comida, pero antes, paseo turístico por el pueblo para hacer gana..







Ligera y corta siesta y desplazamiento a la aldea de las Alhambras, desde la que contemplamos a cierta distancia, las célebres Agujas, paraiso de los amantes de las vias ferratas...



Paseo por la desierta aldea y de nuevo al hotel, que ya calaba el viento frío..
Los juegos de mesa, las copichuelas, y los dulces, proporcionaron un buen tiempo de tertulia y timba...



Al día siguiente tuvimos la ruta fluvial del río Torrijas..



Esta ruta nos deparó el bello paseo otoñal que necesitábamos..



Las fotos no dan idea del cromatismo del paisaje...
Y como no podía ser menos, la llegada al balneario del Paraiso, motivó: descanso, calefacción, cafetitos y larga tertulia..







Fin de la otoñal, despedida y ganas de emprender de nuevo, cualquier excusa que nos permita disfrutar de la Naturaleza..



No hay comentarios:

Publicar un comentario