FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

sábado, febrero 15, 2020

Aquae romanorum...Aguas romanas

Corrían los años del Imperio Romano, cuando un grupo de agrimensores, enfilaron las montañas, buscando un nacimiento de aguas frescas, limpias, abundantes...



Y llegaron al mismo sitio en que nos encontrábamos hoy...
El nacimiento del río Tuéjar..



Porque allí, fue donde esos especialistas en diseñar acueductos, dieron comienzo a lo que sería el que hoy conocemos como acueducto de Peña Cortada...



La ruta prevista hoy era un sendero con dos años de existencia..
Comenzaba a la entrada de Tuéjar y se dirigía a las primeras aguas del día...la fuente del Saz..



Es una preciosa ruta que va bordeando el río, remontándolo  hasta un mirador..



En él, está situada la presa romana que dividía las aguas para iniciar el acueducto de incierto destino y que no llegó a utilizarse por fallos de diseño..



Ya lo visitamos en otras ocasiones..







Por el camino, fuimos descubriendo antiguos molinos que servían para moler cereales y en tiempos más modernos, como fábricas de luz...



Llegamos al  paraje del Azud  y comprobamos no sólo la abundancia de agua, sino también las mejoras del terreno y la limpieza que ofrecía..



Por supuesto que respetamos el tiempo de almuerzo , lo que hicimos junto a la rumorosa corriente...


Pero....no todo eran parabienes..
Comprobamos que la foto de inauguración de un sendero, comporta fotos de las autoridades, pero el mantenimiento posterior, deja mucho que desear en numerosas ocasiones..



A la vista de las abundantes aguas, no es de extrañar el contento de los antiguos romanos, al ver tal calidad,  frescura y limpieza..
Como todavía era  temprano, optamos por llegarnos hasta las pinturas rupestres de los Corrales de Silla..



¿ Ya os he dicho que había mucha agua?...



Pues era tanta, que nos obligaron a atravesar con cuidado algunas ramblas donde afortunadamente, nadie se cayó..aunque algunas hicieron verdaderos esfuerzos porque ocurriera..



Perdonamos la subida al abrigo de las pinturas rupestres y dejamos que subieran los que no las conocían...



Poco pudieron ver, pues se encentran bastante deterioradas, sobre todo debido  a acciones vandálicas..



La vuelta sosegada a los coches, nos permitió llegar al restaurante base de los Pacos, donde disfrutamos de una excelente comida..

No hay comentarios:

Publicar un comentario