FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

lunes, octubre 28, 2013

Otoñal en Ayna...amaneció que no fue poco


Pocas veces, ha habido tal simbiosis entre senderismo y facetas totalmente alejadas de nuestra pasión montañera…¡ traduzca porfa!...Vamos que hasta ahora, nuestras salidas estacionales, eran eso, montañeras y/o senderistas pero en esta ocasión, todo…todo lo que hemos hecho, ha estado mediatizado por la influencia que una película, tuvo en la vida y costumbres del lugar donde realizamos nuestra otoñal..
¡ A explicarse!...

Por si no lo recordáis, hubo una película llamada “Amanece que no es poco”, peli de tipo surrealista, con unos diálogos increíbles , peli que necesitó del concurso de todo el pueblo..niños, ancianos, mujeres, hombres….y que caló tanto en la vida vecinal que, al cabo de 25 años, sigue presente hasta el punto de que han montado una ruta temática alusiva..

Y ahí es donde nosotros, entramos de lleno en el asunto. Habíamos previsto realizar la otoñal del 2013 en Ayna, bello pueblo manchego, de agreste geografía, bravía naturaleza, regada por doquier con abundantes y frescas aguas…..¿lo veis?...en cuanto nos descuidábamos, ya imitábamos la prosa densa y profunda de la película….
¡ Y  así hasta todos los días!....Frases del tipo….pero, ¿ me respetarás?, hacían las delicias del personal…Bueno, mejor es que veáis  la película si no la habéis visto todavía…aquí os dejo un enlace.
El caso es que a última hora del viernes, ya estábamos dándole al diente y debidamente aterrizados en el Hostal Miralmundo, nombre ciertamente ampuloso pero es que no se refería al mundo mundial, sino al humilde río  Mundo, viejo conocido nuestro de la primaveral en Tus.
Como os decía, el aterrizaje fue perfecto, las habitaciones del gusto del personal, el recibimiento amable y todos tan contentos. Hechas las distribuciones adecuadas, cada mochuelo a  su olivo y diana al día siguiente no muy pronto.

No obstante, hubo su paseo nocturno, tranquilo, relajado, hasta que…¡ horror!...un cartel pegado en la pared, puso los pelos de punta a más de uno…Observadlo en la foto..”El Hostal del Pánico”….”Cuidado con la habitación”…¿Mensaje dirigido a nosotros?...¿sería nuestro hostal?....Se iba a rememorar la película Psicosis?..Ñañañañañañañaña….Una lectura más detenida, nos devolvió la tranquilidad. Se trataba de una actividad relacionada con la noche de Difuntos que los jóvenes del lugar, habían montado en una casa, una especie de pasaje del terror….Uuuuuuffff…
Repuestos del susto, volvimos al hotel…..
Un abundante desayuno, muy amigable…por lo apretados que estábamos… nos dió las fuerzas para iniciar la ruta. Se trataba de un recorrido de 14 kms siguiendo el Gr, a media altura sobre el río Mundo, camino de Liétor.

Echamos de menos más otoño…los chopos y álamos, todavía verdes, el calor…parecía que estábamos en verano..la ropa sobraba..
La primera parada la hicimos en  las antiguas  instalaciones del Salero, una modesta factoría salina en la que pudimos contemplar el tipo de vida que llevaba la gente años atrás.

Pasamos por antiguas huertas, un tanto selvatizadas pero que, sirvieron al personal para ir degustando diferentes frutas: uva, granadas, higos….alguna lamentaría más tarde el hartazgo….no se cita al pecador….

Llegamos a una aldea totalmente despoblada..Alcadima…allí, una fresca fuente proporcionó alivio a nuestro calor.

La próxima aldea…Híjar…tan solo tenía una pareja de ancianos como habitantes: Ismael y Celia…Seguramente para ellos, el día fue de fiesta señalada, pues aparecer por allí 22 personas sería un gran acontecimiento. Tanto es así  que, solícitos, empezaron a sacar sillas y prácticamente casi todos pudimos sentarnos cómodamente.

Conversamos durante un rato y nos fue contando cosas de tiempos atrás, que nos resultaron muy amenas…Más amenas todavía debieron ser las copichuelas que unos cuantos degustaron quedándose atrás, cuando los demás emprendimos la vuelta. Tampoco se mencionan los pecadores…
La aldea de Alcadima, nos incitó a descansar y dejar pasar algo el calor. Observad el relajo del personal y ... alguno se marcó un  gratificante pediluvio.no se menciona al espabilado frescales....

La cena  no fue nada del otro mundo, pero completó de manera adecuada una bella  jornada.
 Me consta que , aunque algunos nos retiramos a nuestros aposentos, otr@s se dedicaron a recorrer bares del pueblo, desafiando a los mozos del lugar y ganándoles apuestas gintoniqueras…No se menciona a las pecadoras….  
La mañana siguiente amaneció…..que no es poco….¡ ya volvemos! Y nos deparó unas rutas por las cercanías del pueblo.
La primera de ellas fue a la ribera del río..Curioso que , a lo largo de los dos días, nos fuimos encontrando una y otra vez, a un paisano con burro, al que encantaba que le hiciéramos fotos…¿Sería un paisano desdoblado?..¡ Qui lo sá!

Nos llegamos…¡ faltaría más! al bancal donde crecen los hombres…¡ No os riáis!...por el pueblo, eso se pregunta con normalidad y responden con la misma normalidad.

 Hace referencia a una escena de la película en la que se muestra que de cuando en cuando, en los sembrados y bancales, aparecían plantados hombres que poco a poco crecían y tenían que ser trasplantados….Han montado unas figuras y allí fue el  hacer fotos y más fotos. Hasta el que suscribe sucumbió  a la tentación y se fotografió en la figura del confesor de la calabaza…otra escena sublime de la película…..¿No os decía que ha sido total la simbiosis.?

La última  visión del pueblo, consistió en una dura remontada a la zona de los Picardos, desde donde pudimos contemplar la bella estampa del pueblo...
...aunque algunos, quisimos subir finalmente al balcón de los Mayos , desde el que los mozos del lugar, cantaban las "mayas" unas estrofas en las que se iban mencionando el "quien quiere a quien" y que daba lugar a aceptación o rechazo, dando carácter oficial  a los noviazgos...

Una abundante y agradable comida significó el fin de la otoñal de este año. La temprana salida de algún coche motivó una escena entrañable y que agradecemos en el alma…Puestos en pié, el canto sonoro de …”Adiós con el corazón, 
que con el alma no puedo,
 al despedirme de ti, 
de sentimiento me muero…”, 
nos emocionó  sobremanera..
Unas horas más tarde, los wassapos nos informaron de que todo el mundo había llegado con bien a destino…¡ fenomenal!


No hay comentarios:

Publicar un comentario