FOTOGRAFIAS

POR FALTA DE ESPACIO, SE HAN SUPRIMIDO MUCHAS FOTOS DE LAS CRÓNICAS , AUNQUE PERMANECEN LOS TEXTOS.

jueves, noviembre 02, 2006

Otoño en el nacimiento del Palancia

Sé que se está convirtiendo en un tema recurrente, pero...¡ me gusta el otoño!. Me encanta volver a los sitios que conozco y que he visitado en otras épocas del año, y disfrutar de la luz tenue, los colores ocres, amarillos, naranjas, unos suaves, otros chillones.
La festividad del 1 de noviembre parece que llama a este tipo de rutas. Sucumbí a la tentación y allá nos fuimos. La ruta, no por conocida es menos atractiva. Primero el aproximarse a Los Cloticos¡ demasiada gente dominguera!. Seguimos por la senda de la margen izquierda del río, que nos fue aproximando al Molinar. Esto ya fue otra cosa: silencio, quietud, ¡ nadie!. La pista entre pinos fue bajando hasta el riachuelo que baja del Resinero. Atravesamos la minsa corriente y allí fue la duda: izquierda Quiñón arriba, derecha el nacimiento. Dejamos para una próxima excursión el Resinero y nos aproximamos al nacimiento. ¡ Pobre nacimiento: seco, sin gota de agua!. Sin embargo, allí estaba el otoño en su máxima expresión.
Un ligero descanso y quien se atrevió, remontó la Rambla Seca. El viajero ¡ ya sabe, los meniscos!, prefirió quedarse a la entrada disfrutando de la explosión cromática. El regreso, tranquilo y reposado, nos dejó junto al manantial de los Cloticos, donde recuperadas las fuerzas "papeando", emprendimos el regreso hast Bejís y desde allí¡ a casita!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario